Escorpio

Horóscopo Sexual. Signo: Escorpio
El hipnotizador salvaje 

SEDUCCIÓN. Misterios por resolver. 
Te enfrentas al signo más sexual del zodiaco y antes de que te plantees cómo conquistarlo ya te habrá desnudado con su carismática mirada y se habrá acercado sigilosamente a ti. Podrá parecer que no le interesas, pero es sólo una de sus tácticas. Tienden a relamerse antes de hacer nada, ya sabes, como el perro de Paulov, y les vuelve locos la intriga así que lo mejor que puedes hacer es recurrir a tu ingenio para que te “saboree” primero con la imaginación. Un toque de insinuación física para que le desespere saber cómo es tu ropa interior, una dosis de tonteo con aire autosuficiente (si utilizas a un tercero en discordia sus celos activarán inmediatamente el deseo de poseerte) o un beso a medias seguido de un “ahora vuelvo” son armas infalibles para acaparar la atención del ardiente escorpión. Si consigues resistir a su hipnosis sexual y le das alguna que otra pista sobre lo que puede ocurrir esa misma noche… le tendrás dispuesto a investigar todos los secretos que encierra tu cuerpo… 
________________________________________
EN LA CAMA. Duelo de titanes 
Te creías que ya estaba todo ganado, verdad? Pues ahora comienza el verdadero combate –absténganse tímidos-. Para los nacidos bajo este signo el sexo es absolutamente fundamental, una manera de comunicarse y de dejar bien clarito cuál es su lugar en el mundo. Querrán controlar la situación y a la vez jugar con el “quiero y no puedo”, lo que se traduce en un constante toma y daca salvaje que pasará por más de diez posturas, cuarenta proposiciones indecentes, tres o cuatro juguetitos y algún escenario surrealista. ¿Quieres volverle completamente loco? Accede a sus fantasías, pero no le dejes hacer siempre lo que quiera. Es más, déjale bien claro –a ser posible con tu cuerpo, tus dientes y esas uñitas díscolas-, que “tú también mandas”. Qué, ¿no viste Instinto Básico? 
________________________________________
FANTASÍAS. La fiera de mi niña. 
Nunca pierdas de vista que peligro y misterio son dos conceptos que, digamos, excitan a un escorpio. Puedes llevártelo a algún lugar histórico, al escenario de un crimen o a cualquier paraje exótico que le haga imaginar otras vidas. Y hablando de imaginar otras vidas, si sabes narrar no dudes en contarle al oído cómo os lo montáis en una orgía con aroma a sándalo mientras le pellizcas suavemente o guías sus manos por tu cuerpo. 
En cuanto al peligro, si no eres amigo de las armas afiladas (casi mejor), siempre podrás atarle las manos o ponerle una mordaza para juguetear a tus anchas. Luchará tenazmente para recuperar el poder y cuando lo consiga es probable que se coloque sobre ti a cuatro patas y te inmovilice primero para “devorarte después”… ¿seguro que sabes dónde te has metido? 
________________________________________
Ella... 
T iene el apetito sexual de varias mujeres y un gran entusiasmo por la vida. Hambrienta de conocimientos y experiencias siempre le gusta estar a la última. Seductora, intuitiva y demandante, no perdona si se siente traicionada. Una relación con una mujer Escorpio no es nunca una asunto amistoso. Sus fantasías se pasean por las cimas y los abismos. Le encanta experimentar. Le gustan los guantes largos y las medias negras. 
________________________________________
El... 
Los Escorpio tienen una casi femenina capacidad para emocionarse, aunque no llevan precisamente el corazón en la mano. Pueden ser sarcásticos, fríos y crueles al mismo tiempo que magnéticos, dinámicos y cariñosos. Son muy reservados pero pueden hacer hablar a cualquiera. Los Escorpio son capaces de desnudar a una mujer con la mirada, ya que no tienen límites para su curiosidad sexual e incluso pueden pasearse por las veredas de la ilegalidad. Les gustan las mazmorras, los doberman y que se les suplique misericordia.


Se ha producido un error en este gadget.