Lagrimas del Alma


Lágrimas del Alma

Existen lágrimas de amor que te hacen sentir bien, llenan tu cuerpo de gran devoción, alimentan tus oídos de  armoniosas palabras que irradian ternura, amor y pasión, si no es así no es amor no existen lagrimas aunque parezca amor, si sientes dolor no es amor, es algo más que te hace encerrarte en tu propia cárcel.


Las lágrimas de impotencia te encierran en tu propia cárcel, incapaz de ver que la puerta de la libertad está abierta frente a ti de par en par donde nace la diferencia de no confiar en ti por preocupación a la libertad con dureza y desconfianza, siendo las que aplastan hasta la rosa más hermosa.

Las lagrimas de tristeza son aplastadas las rosas más hermosas, cuando un mar de lagrimas brotan desde lo más profundo del alma y está a punto de ahogarte en tu pena por miedo hacer feliz antes de hacer lo conveniente por decepción de palabras que han volado de boca en boca para nunca ser creídas ya sean por mentiras, tristeza, impotencia y falta de amor.

La lagrimas de enojo por lo desconocido que trae consigo tristeza,  impotencia, falta de amor y respeto, trayendo coraje de angustia y berreando dolor sin suspiros forzando la ira, deseando venganza del bumerang; sufriendo el dolor más profundo pero también sintiendo alegría.

Lagrimas de venganza del  dolor más profundo pero también sintiendo el dolor de alegría, de rabia e intranquilidad a la vez de seguridad insegura, pintadas de orgullo y dignidad no dignas.

Lagrimas de orgullo sin don, pintadas de dignidad no digna, como una acuarela sin colores y llenas de luz, no deseadas por nadie, solo a la fuerza, solo así fue vista una lágrima recorriendo el rostro de lo perdido por gran ignorancia heredada de odio y dolor.

Lagrimas de dignidad, ignorancia heredada de odio y dolor transformadas en delicados pétalos de realeza y altura por seguridad de un mundo igual a lo vivido, hasta que uno permita la alegría en el corazón.

Lágrimas de alegría y  la felicidad son tan profundas 
como el mar y tan grandes como el cielo, una carcajada y beso profundo, una vida hermosa y sana. Tiene alegría en su alma sabiendo entregarse a lo más puro. También existe una lagrima de alegría cuando te quitas ataduras del corazón que solo entorpecen tu vida para derramar una lagrima de amor; Para llegar a esto es cuando la lección es más valiosa y se aprende del dolor más intenso.  




Dedicado a mis dos princesas Dany y Lore porque sin sus lágrimas yo no hubiera podido darme cuenta que cada lágrima es como una daga en el corazón o un diamante sin pulir.


Derechos del Autor  Patricia Uruñuela Portilla 
Se ha producido un error en este gadget.